La velocidad del sonido.

¿Sabes? Mi vida está perdiendo impulso últimamente. Si tuviera que describirte como es esto te diría que se parece algo así como a unos fuegos artificiales. Ya solo con el nombre tus ojos se iluminan y  hablas con voz motivante de ellos. Todo empieza genial. Le puedes poner incluso algo de música de Queen para acompañar. Siempre queda bien. La luz se eleva sobre el cielo estrellado. Es de noche, como siempre en esta jodida historia. Todo sube. Nada baja. Nada baja porque termina explotando. Ahí está lo bonito. Duran, no se, ¿diez o veinte minutos? Depende quien llegue antes al orgasmo. Y una vez que todos nos hemos corrido tu sensación de bajada, comenzando por tus tripas, se va haciendo presente.

Se te acaban los suspiros.

Todo deja de ser Don´t stop me now y festival de aviones con piruetas para ser Copa de Europa, Paranoid Android o algo aun más aplastante. Puedes elegir. Depende lo españolito que seas.

Dejas de ver elefantes para cansarte de haberlos visto. Todo eso que un día te daba ganas de follártelo desde que te levantabas se ha convertido en la vagina de tu madre. No tienes otra sensación que no sea la apatía, la desidia o las no ganas o no emociones. Antes te sentías el jodido rey del mundo cuando lo conseguías. Ahora, te sientes totalmente infravalorado por ti mismo.

La cosa es que pago más de noventa pavos por esto y no se si lo estoy haciendo bien.

-Continúe-

Tampoco quiero llegar a la raíz. No quiero saber porque cada vez me gusta más beber solo. Hablar solo. Pensarte solo. Es totalmente absurdo. Ni siquiera tienes una meta que perseguir. Ni una línea que sobrepasar. Ya has sobrepasado todas. Tal vez no sea hora de sobrepasar líneas.

Tal vez sea hora de esnifar líneas. De dejar atrás todo aquello que te entumece.

Sueltas un lastre del pasado. La sensación que te inunda el cuerpo es algo totalmente distinto. Sabes a lo que me refiero ¿no? Por una parte es algo así como la ilusión por irte, pero por otra es el miedo al llegar.

No se.

Ni siquiera me importa.

Tampoco me imagino como puede acabar esto. O si hay salida. O si ya estoy tan fuera que es estúpido ponerse a pensar en volver a entrar.

Algún día recordaré todo esto. Algún día lloraré por todo esto.

Solo espero que sea de alegría. Y que sea respirando alegría del fondo de tu boca.

BUM