¡Viajeros al tren!

– Din Don… ¡Ultimo aviso para viajeros!

– Creo que ese es mi tren si… ¿verdad?

Cuando montó en el tren, se acomodó en su asiento, y se puso a mirar el paisaje con su música favorita en los oídos se dio cuenta de que iba a tener demasiado tiempo para reflexionar. Cuando todo acaba antes de lo que debería te da tiempo a pensar mucho mas, igual que cuando estas tanto tiempo sentado por que no te dejan hacer lo que mas te gusta, por que el no te deja hacer lo que mas te gusta. A pensar en que había hecho tantas cosas mal, y no había aprendido apenas de esos errores que se había llegado a convertir en una persona apta para meter la pata, un tío que hace bien las cosas malas por así decirlo. No sabia si cambiar o no, tampoco estaba tan mal después de todo. Todo acaba antes de lo que debería, y en cierto modo es como si muriera por un rato… Lo peor de todo es que al día siguiente tiene que pedir perdón a aquel amigo que no llegó a ver, o a ella por ser un completo idiota después de prometerla algo tan sencillo como ir verla pero no llegar a hacerlo…

– A ti que nunca te dije lo que realmente sentía… A ti que nunca te acompañaba a la parada del autobús… A ti que nunca te hice sentir especial…A ti que nunca te dije que el domingo tenia sentido por ti… A ti que no te escuchaba cuando me decías lo bonitos que eran mis ojos… No saber valorar. Eran cosas que iba acumulando, cosas que hacia mal y que seguía haciéndolas mal, como si nunca quisiera hacerse mayor. Ese que cada domingo prometía que no volvería a beber nunca mas, y al siguiente sábado por la noche acaba subido en una barra con una botella en la mano mientras animaba a la parroquia.

Lo peor de todo es que estaba aprendiendo a resignarse, o tal vez no, pero si algo parecido. Tampoco podía luchar contra los elementos cada día y en cada momento, intentando salvar a la princesa del dragón. Aunque llego a ser príncipe, pasando por rana, lo ultimo que tenia que hacer era bajarse de aquel vagón, el vagón de los elegidos al que llego sin hacer ruido… No puedes llegar a la cima y decir: – ¡Aiba! Asíque esto es así… No se… Me esperaba otra cosa… Me esperaba que todo fuera más sencillo la verdad… Desde luego no iba a seguir luchando por algo en lo que había dejado de creer, aunque eso llevara consigo tantas y tantas cosas… y eso, ¿Es bajarse del tren o hacerse mayor? Todo se ira como se va el humo de aquel tren… Pero la vía seguirá estando ahí…

¿Es un pájaro? ¿Es un avión…?

-¿En que piensas?

-En nada…

-Eso es imposible.

-Ese es el problema…

Es triste el momento que llegó cuando se dio cuenta que cuanto más sabia, menos feliz era. Que cuando era realmente feliz era cuando era un completo ignorante. ¿Merece la pena querer conocer todo? Realmente creyó llegar a la impactante conclusión de que ser uno mas, un personaje mediocre que piensa en satisfacer a su mediocre esposa y llegar a fin de mes con su mediocre sueldo era lo mejor, o eso pensaba, sino en algo peor… Que intentar ser el mejor era una estupidez digna de héroes.

¿El qué piensa o dice estupideces es un estúpido? O puede ser el que las haga… No necesariamente. A veces para conseguir algo tienes que hacer una locura digna de estar archivada en un documento secreto de un manicomio. Arriesgar algo que tienes, eso que valoras tanto y que no querrías perder por nada. Pero cuando llegas a Las Vegas con un millón de dólares en efectivo en tu maletín de cuero no puedes pasar la oportunidad de irte con la misma cantidad. Tienes un buen día, una buena sensación.

Es el típico día que le contarías a ella tu secreto, ese que tanto la intriga, y lo hace aun mas especial de lo que es, solo por que a ella la interesa. Esa que se deja querer, que tiene una inteligencia que asusta, la irritante capacidad de tener siempre la razón y tener la ultima palabra, se vaya como se vaya. Donde te merecería la pena arriesgar uno por ganar dos aunque tengas el peligro de perder el que ya tienes. ¿Pero sabes qué? Si lo pierdes, volver a empezar, empezar de cero, sería de héroes.

Ser héroe no implica llevar mayas, tener una mansión secreta, un súper coche o un mayordomo cotilla. No es aquel que ha nacido de un dios, o de un ser superior. Tampoco es el que salva a la bella dama en el ultimo momento antes de que el villano acabe con ella. Ni el que hace siempre lo correcto, lo que esta bien, lo que le dicta la conciencia… Simplemente es el que hace heroicidades. Heroicidades de cualquier tipo e índole… ¿Quieres ser un héroe o heroína? Tal vez sí merezca la pena hacer esa estupidez… ¿O es qué siempre vamos a ser buenos…?

Es Como Si…

En el fondo es como si no se le hubiera olvidado. Nunca se olvida parece ser, será como montar en bici. Aunque a veces piensa en sacarlo para siempre de su mente, pero es ponerte y alucinar. Es como si sin querer fuera el mejor, el más encantador y el que más destaca. Llegó sin esfuerzo y de casualidad, y muchas personas se empeñan en bajarlo de la nube, y bien, lo acabaran logrando, pero siempre quedara lo que consiguió, lo que consiguió ese niño tonto, torpe y lento que llego por que sí…

Talento sin esfuerzo no sirve de nada. ¿Malgastarías algo por lo que la mayoría de gente anhela? ¿Esas personas que están detrás de ti arañando la puerta para que falles y ocupar tu lugar? Tal vez si, o tal vez no. Nadie se puede sentir completamente realizado antes de llegar a la mayoría de edad, ni mucho menos, sino, ¿Dónde estaría la gracia de todo esto…? Son detalles. Una tarde con tu mejor amigo, capaz de convertir la mierda en oro. Una sonrisa, una mirada, un secreto, una curva… o una simple llamada desde un lugar y hora concreto. Eso que te hace sonreír y te incita a escribir casi por obligación, como esos chantajes que tú haces.

Como si lo que me llena no es lo que mejor hago. Se que para esto soy un desastre y ojala supiera hacerlo mejor… Pero es lo que hay. Se te puede dar de maravilla resolver problemas matemáticos pero verlo como algo banal y sin misterio alguno. Dedícate a aquello y a quien que te haga sonreír aunque al principio seas un negado, y que te de igual serlo, ese es el punto. Lo difícil no es buscarlo, sino encontrarlo. Encontrar eso que transforme lo negativo en positivo, las malas sensaciones en buenas… ¿y sabes que? Puede que lo haya hecho…

Cerveza, Lluvia y Domingo…

Si puedes hacerme sentir bien, ¿Por qué no lo haces? Simplemente te digo que puedes jugar conmigo a que te diga lo que quieras y como quieras. A que me cambies a tu antojo, o no. A que este triste o feliz según me sonrías más o menos, me hagas un poquito mas de caso o pases de mi… Lo peor de todo es que estoy solo en casa en una tarde de domingo. Bueno eso no es lo peor, lo que es aun peor es que estoy solo con mis pensamientos que en estos momentos no es buena compañía por así decirlo. Ni siquiera tengo sueño para así dormir y no pensar… o algo en lo que entretenerme y evadirme. ¿Qué me queda pues? ¿Alcohol, hierba, cocaína…? Tal vez es en uno de estos momentos vespertinos del día menos productivo de la semana donde encuentres sentido a las drogas, porque las drogas molan.

Todo esto llega tras una gran noche, que como todo lo grande tiene que subir, partiendo desde abajo, para luego volver a caer con todo lo que eso implica. Risas, euforia, un… ¿Qué tal cielo? a una bella desconocida, mujeres a tu alrededor con ganas de besarte y cosas así. Eso al principio. Después todo amaina y llegas al inevitable camino de vuelta a casa donde comentas con tu mejor amigo (de las pocas cosas y personas que tengo como autenticas) porque dios o lo que demonios sea nos odia tanto y no para de jodernos mientras luchamos con los elementos…donde le preguntas porque el tuvo la increíble suerte de conocerla antes y porque todo es mucho mas fácil a las 10 de la noche de lo que lo es a las 3 y pico de la madrugada… El con sus paranoias, yo con las mías, pero al final acaban siendo las mismas. Un fuerte abrazo, un ¡ya nos veremos tío! Y de vuelta a casa donde saliste hace unas cuantas horas con ganas de comerte el mundo, con la clara posibilidad de hacerlo varias veces pero sin consumarlo… ¿Pero dime por qué? Si al final del día todo vuelve al principio y el será el que vuelva a casa con ella casi por obligación mientras tu vuelves, como siempre, vacío…

Y aquí estas, hablando con demasiadas mujeres de por que si y por que no, dando explicaciones de cosas que no la tienen mientras ves la lluvia caer en tu ventana y bebes cerveza en tu habitación con la luz apagada escuchando rock californiano… Llegas a la gran conclusión de que si esforzándote el doble de lo que lo haces ahora no crees que lograras el doble de resultado. No me sirve de nada ser el segundo mejor en algo o ser el segundo en esa lista si nadie se acuerda de ti… Solo se recuerda al primero de la carrera, al que ganó el oro o al que batió el record. Te quedas con la sensación de que la única cosa en la que estas realmente seguro en tu vida no puede ser, y si algo así es irrealizable ya no sabes en que creer. La historia da mil vueltas y si te das cuenta de la importancia de algo antes de tenerlo malo, malo para ti por no tenerlo, por que es demasiado importante. Pero no se si puedes hacer algo, total, al final del día acabara volviendo a casa, pero no contigo…

20070627204243-lluvia-en-la-ventana

Onanismotown.

La región que tiene el mayor índice de parados de toda España, dedica dinero público a financiar “clases de masturbación”. Los socialistas extremeños han tirado 14.000 euros en financiar una campaña llamada ‘El placer está en tus manos’. En esencia, como explican los propios funcionarios de la Junta, consiste en enseñar a los jóvenes extremeños a “pelársela”. Bien, como podréis imaginar yo no he escrito esto, ni mucho menos. Tampoco sé quien lo ha hecho, y francamente no me importa lo mas mínimo. Solo se que el autor de esta “obra” es un reprimido conservador que ha dejado por un momento de tocarse su desgastado miembro saturado de pensamientos de vaginas para coger un Boli y un papel y decir perlas como estas.

Si pensamos que los socialistas tiran dinero en “clases para hacerse pajas” creo que no vamos bien, que no vamos hacia delante. Esto lo dice la misma persona que llamará asesina a aquella mujer violada y embarazada que aborta para evitar un trauma. Hay cosas que no son debatibles, no porque haya verdades indudables, sino porque hay cosas en las que nunca nos podremos de acuerdo. Son cosas que siempre son así. Como los relojes de los autobuses que nunca tienen la hora correcta, o el día que se te olvide poner el móvil en silencio te sonará en clase con el peor de los profesores.

Es de ese tipo de gente con la que te cruzaste aquel día que hubiera sido mejor no salir de casa. Ese día en el que te encuentras con la persona que te da malas sensaciones, y peor aun, te quita todas las buenas. Piensas en decirla dos mil cosas pero acabas diciendo un: – No pasa nada…vamos a dejarlo… Después reflexionas sobre todo y te preguntas si el tiempo será cíclico como decía Nietzsche o todo esta en continuo cambio como opinaba Heráclito… A lo mejor una mezcla de las dos, y la misma persona que hace tu vulgar día en uno lamentable dentro de un tiempo convierte tu indiferente día en uno brillante. La culpa tal vez no fuera de suya. Todos tenemos un mal día. Al final te llegara esa llamada que hace que todo cambie, que te provoque esa sonrisa especial…

masturbaci_n

FREIHEIT

-Hank, todo terminó.

-¿El qué terminó?

-Todo. El muro ha caído. Por fin somos libres.

-No amigo. ¡Esto solo es el principio!

Hubo una noche en la que cambio todo. Una noche en la que el elefante se soltó de su cadena y se dio cuenta de que no tenía que temer al ratón, que era mil veces mayor y más fuerte que él. Tarde o temprano tenia que pasar. Más tarde que temprano esos símbolos de desunión humana acaban cayendo, y más si hablamos de esos señores tan altos y rubios que hablan con más consonantes que vocales con una desmedida fuerza. El país donde vive tanta gente, 82 millones de alemanes no podía equivocarse. Ese muro desaparecía.

Comenzaba así lo que los alemanes llamaban el glasnost (apertura) y la Perestroika (reestructuración) algo que esperaban extasiados. Si yo me levantara cada día y no pudiera ver a mis amigos, familia y demás allegados por estar en una parte de la ciudad distinta me preguntaría muchas cosas, demasiadas cosas. Todas se quedaría sin respuesta hasta que llegara un 29 de octubre, un numero bonito el 29…y que culminaría un 9 de noviembre. Tal vez esto podía haber sido tomado como ejemplo por algunos gobiernos y poderosos, desde luego lo es tomado en la actualidad por gente como la de la Alemania federal y occidental de hace 20 años.

Pero no es así. En sitios como Israel, Palestina o corea el ratón sigue siendo más grande que el elefante. No quiero hablar de sociedades utópicas sin fronteras ni vetos por que algo así tendría que partir del respeto, y demasiada gente nos convence con su anormal labia de que la utopia es esa del respeto. Que lo bueno es lo que conocemos y lo que es como nosotros y que si para no tener que ver una piel más oscura que la nuestra tenemos que plantar un gran muro de cemento esta justificado. Es el sistema.

¡Pero si la parte oriental alemana es la más bonita! Que ingenuos intentando huir de una represión a otra represión… De un campo de fusilamiento a otro. Son las consecuencias del peor episodio bélico de la historia, en el que los inocentes pagan por los responsables. Dos realidades, dos espacios tiempos diferentes tan solo divididos por un poco de cemento y alambre. Cayo el muro, pero con el no cayeron otras cosas que también lo deberían haber hecho, ciertos ideales, ciertas creencias separatistas o como ellos prefieren llamar “ordenadas”. Pero dime, ¿Cuántas murallas tienen que derribarse para qué eso pase?

libertad

Esa Luz Vuestra…

Hay días como estos en los que despierto, y cuando pasan esos segundos de shock en el que vives en una especie de paraíso o estas aun dentro del sueño que acabas de dejar, cuando pasa eso, pienso en lo que tengo por delante en las próximas horas y simplemente apago el despertador, me doy la vuelta y pienso en cualquier estupidez que me relaje y haga que vuelva a caer dormido. Pero claro, todos los días no puedo hacer, desgraciadamente. Hay es cuando me pregunto, ¿Por qué merece la pena dejar la cama?

Entonces pienso en vosotros, en vuestra sonrisa, en tu sonrisa. Esa sonrisa que hace que todo lo malo se vaya y que no cambiaba por nada del mundo en el momento en la que veo, en que la provoco. Me hace reflexionar, pensar que tienes que dejar de lado esa extrañas rayadas, olvidar que cualquier tiempo pasado fue mejor, por que simplemente ninguno es mejor que hoy, que mañana. Nada se conserva de lo que queda atrás y ahora solo me importáis vosotros…

Cualquier estupidez, cualquier comentario o disparatada idea sirve para que aun este más crecido. Es mi carrera, solo compito con una persona. La persona que mejor me conoce del mundo. Pero a veces todo va cuesta arriba y vuestro empujón es tan necesario como ese golpe de oxigeno en los últimos kilómetros de montaña en una etapa ciclista, como ese padre que sujeta a su hijo hasta que aprende a andar solo en bici… Así todo es más fácil.

Tengo la mala costumbre de jugar con todo, de jugar con todos y de jugar conmigo mismo. Jugar a que me gustas, jugar a ser un tipo encantador, jugar a eso de escribir, jugar a ser un jugador… a todo. Pero hay algunas cosas que no se tocan. Puedes estar todo el día pensando en vaginas o conejitos, en pensar como besarla y no cortejarla y en cientos de vanalidades más. Pierdo más que invierto, eso lo se. Pero por que no me hace falta hacerlo más. Un solo minuto con vosotros vale por todos los demás.

Para terminar decir que vaya royo me he soltado, y que si has llegado hasta aquí tienes un gran merito, por que no he llegado ni yo… Pero simplemente tenía que decirlo, no podemos estar siempre dándonos cuenta del valor de las personas que nos rodean cuando ya no están…

vosotros-t12135