No puedo decir que no estoy en desacuerdo contigo

–          La apatía mata, ¿Sabes cariño?

–          No me importa…

Podrías decir que era mentira, no había nadie para contrastarlo, salvo tú mismo, y en muchos casos estarías mintiendo a la persona que nunca quisieras mentir. Irradias oleadas de desprecio, una apatía fuera de lo normal y una actitud tan defensiva como una austera táctica de futbol americano, pero no deja de ser un mecanismo de defensa para intentar ocultar tu timidez, una pre-evolución del miedo, ¿pero miedo a que?

Vives en un mundo en el que la gente mataría por sentir algo pero a la primera vez que tienen los síntomas se ponen una especie de coraza marcada claramente con una máscara de total hostilidad que no se la quitan en ningún momento, al igual que sus bragas. La gente que mataría por sentir algo es la misma que no para de quejarse porque no  lo encuentra, cuando ni siquiera ha salido a buscarlo, o aun peor, se dedican a esperar a que la encuentren sin mover un dedo. ”Esas cosas suceden sin más”, sin más surgen cuando estas predispuesto a que lo hagan. Después está la gente que tiene eso por lo que muchos asesinarían, o incluso morirían pero la actitud viene a ser parecido, simplemente se quejan de lo imperfecto que es el amor, cuando ni siquiera se plantean una vida sin ese sentimiento pero no hacen nada para que algo así mejore y sea tan increíble como fumarte algo de alegría cuando estás apunto de correrte.

¿Sexo sin amor o amor sin sexo? Desde luego… menuda pregunta, ¿Dónde están esos que dicen que los románticos han muerto? La respuesta sin duda seria amor, ya fuera con sexo o sin sexo, pero esta pequeña cosa tiene el defecto, o si quieres llamarlo virtud llámalo marca especial, que hace que todo lo demás pase de tener nula importancia a que al día siguiente no quieras otra cosa que no sea refugiarte en eso que tantas veces repetían Los Beatles. Por eso si eres una de esas personas impulsivas y que empieza a pensar mientras está actuando verás mucho más atractivo esnifar coca del lomo de una atractiva mujer mientras te habla de lo que quería ser de pequeña y como acabó así, a que una mujer te diga tan rápido que te quiere como que lo que te quiere es matar.

A veces tienes que mentir para decir toda la verdad. Todo el mundo se muere por sentir algo pero no saben el que, ahí está la gracia. El cine y las estúpidas comedias románticos de Ben Stiller o Huge Grant  te dicen que lo bueno y natural es estar sujeto para siempre a lo que sea, no siempre a esa mujer, sino a esa idea que te creas o te crean de lo que es o puede llegar a ser. Natural, una de las palabras que deberían ser prohibidas en el diccionario simplemente porque ni tú me puedes decir lo que es para ti natural. ¿Sentir que se te acelera el corazón cuando la miras o sentir una elegante erección mientras tus pantalones se ajustan y te la follas de mil maneras con tu privilegiada imaginación?

Bebe, fuma, folla, ama. Y no pares de amarla.

 

Anuncios

Solo tú sabes cómo hacerlo

Ves que todo lo que sucede a tu alrededor ocurre tan despacio como en una película de Copolla, mientras  que tú simplemente deseas que todo fluya entre atractivas mujeres, o que suceda algo que parezca un fallo de guion pero que no se a más que una loca improvisación, como en una de Tarantino.

En una guerra la mayoría de soldados disparan alto sus fusiles, no saben porque están allí y cuál es la razón de cumplir el objetivo de matar al mayor número de diferentes posibles. Es algo así, el único consuelo que te queda ante un conflicto como ese es que después de que termine  todo mejorará, aunque solo sea porque no puede ir a peor.

Intenciones, es más creativo el hombre valiente y temerario de lo que nunca lo será el imaginativo. Puedes tener la sensación de que algo grande viene detrás que ya tendrás excusa para prepararte, ponerte guapo o rasurarte el pubis, solo un poco, tampoco es bonito una zona púbica al estilo revista Playboy de los años setenta, pero mucho menos lo es totalmente depilado, así no se deja nada para la imaginación.

Cree en lo imposible,  no en lo improbable dijo Oscar Wilde. Créete que mañana será mejor día de lo que lo ha sido hoy, así tal vez reescribas la historia, tal vez eches un polvo o simplemente te cueste menos levantarte de la cama. Depende de ti.

Hoy puede ser el día en el que dejes de ser un frustrado infeliz, u hoy puede ser el día en el que empieces a ser feliz.

 

 

Todo lo que tienes que hacer

Llegabas a tener tantas ganas porque llegara el momento que te olvidabas de lo más obvio. Si claro, te ponías guapo te peinabas y practicabas tus ingeniosos comentarios y chascarrillos delante del espejo, supongo que te iba bien, e incluso te sentías bien por las mañanas, aunque hubieras bebido el día anterior. Pero son esos momentos en los que la vida te da un respiro que deseas que se convierta en la mayor toma de aire de todas, pero al final, simplemente, se va.

Después de te aparecen dos nuevas opciones: Olvidar o colocarte y olvidar. Te puedes inventar mil soluciones alternativas como intentar reiniciar todo y empezar desde el punto que tú quieras, pero eso no está bien. No puedes empezar la carrera más allá del punto de salida si pretendes llegar a la misma meta que tus otros rivales, o tus otros yo. Al final lo único que logras es perder el tiempo, en este caso no se llama ganarlo, y retrasas lo inevitable, que sin más llega. Bienvenido al lugar de donde saliste.

Supongo que en ese punto vuelves a tener otro par de opciones, pero esta vez dejando de lado todo tipo de vicios puedes subir o bajar, todo se extiende multiplicativamente y nada sigue una línea recta, ah! Y depende de ti. Puedes seguir todos los días echando la culpa de tus fracasos al factor externo y enorgullecerte de cada éxito abusando del interno, pero lo cierto es que a largo plazo todo depende de tu lucidez en los momentos donde muy pocos sabrían ni empezar a escribir esa palabra.

Asique a partir de ahora procura no aburrirte, decir lo que piensas y evitar a todo aquello y aquellos que no te interese social, fisiológica y sobre todo moralmente hablando. ¿Qué te parece?

Enrolla.